joomla 1.6

En Indros estamos siempre a la búsqueda de nuevas tecnologías que mejoren la eficiencia y la calidad de los productos e instalaciones, y dentro de nuestro programa de investigación me implementado un nuevo servicio en el apartado de depuración, con la cloración salina.

La cloración salina es una simple reacción de electrólisis a partir del agua de la piscina con una ligera concentración de sal común, de 4 a 6 gramos por litro, prácticamente imperceptible para el bañista en comparación al agua del mar que llega a los 35 gramos de sal por litro.

Mediante la aportación de una diferencia potencial mediante unos electrodos se produce una reacción a partir de la sal y el agua que genera cloro.

Los sistemas de electrólisis salina KW aportan un nuevo concepto para el tratamiento para su piscina, mejorando la calidad del agua, evitando la manipulación de productos químicos y simplificando con gran medida las tareas de mantenimiento.

Este sistema de coloración salina presenta numerosas ventajas tanto en las condiciones de uso como de mantenimiento de la piscina:

  • 100% de ahorro en hipoclorito sódico y otros compuestos químicos derivados del cloro
  • 80% de ahorro en trabajos de mantenimiento. Únicamente es necesario limpiar los electrodos para garantizar un correcto funcionamiento del equipo
  • Mayor seguridad al evitar la manipulación de productos químicos derivados del cloro
  • La sal, antiséptico suave y natural, no destiñe los trajes de baño ni estropea el pelo
  • No produce irritación en la piel ni picores en los ojos
  • Es apto para personas alérgicas al cloro
  • Eliminación del olor y sabor tradicional de cloro

Dirección

Indros
C. Pompeu Fabra, 16
25240 Linyola (Lleida)
tel: 973 575 415
fax: 973 714 344

Envíanos un email